ANCPRE celebró su XI Feria del Caballo Pura Raza Española

384
ANCPRE, Grupo Pellas
Durante la XI Feria del Caballo Pura Raza Española, se realizó un espectáculo único que combinó ejercicios ecuestres y flamenco.

Los mejores ejemplares de caballos pura raza española fueron exhibidos y evaluados durante la XI Feria del Caballo Pura Raza Española, donde participaron reconocidos criadores nicaragüenses y centroamericanos.

Esta XI edición de la feria fue dedicada a don Cesar Augusto Lacayo y a don Roberto Federspiel, reconocidos criadores de Nicaragua y Costa Rica, respectivamente.

En los cuatro días de feria se pudo disfrutar de la perfección, belleza y docilidad de los pura sangre española criados en Nicaragua y de ganaderías de países vecinos como Costa Rica, Panamá, Honduras y Guatemala.

La feria también fue escenario de varios campeonatos que premiaron a la mejor ganadería, al mejor expositor, mejor presentador, mejor jinete y a los mejores caballos y yeguas de acuerdo a su funcionalidad.

Además, el Cocibolca Jockey Club de Granada -sede de la feria- fue testigo de animados espectáculos como los ofrecidos por la Banda Filarmónicos y la popular Banda R-A.

En la feria y al igual que en años anteriores hubo presencia de importantes criadores de pura raza española como el Cortijo San Miguel, la Yeguada Castellón, la Yeguada Caridad del Cobre y la Yeguada Majaloba.

“Agradecemos muchísimo a los hermanos de Nicaragua que siempre nos acogen con tanto cariño y nos facilitan todo para que salga muy bien, entonces nosotros tratamos de corresponder y venir con un grupo de animales que represente la ganadería de Costa Rica, especialmente en esta oportunidad que la feria se la han dedicado a un ganadero costarricense, a don Roberto Federspiel”, afirmó el Sr. André Garnier, Presidente de la Asociación Costarricense de Criadores de Caballos Pura Raza Española.

Pero sin duda alguna, el espectáculo más esperado de la feria fue la Sinfonía Ecuestre de la Yeguada Majaloba, del Sr. Ismael Reyes Mejía, presidente de ANCPRE, donde se evidenció la gracia y elegancia de los pura raza española, que siguiendo el ritmo de la música y guiados por los jinetes ofrecieron una show ecuestre único e inolvidable.