ANF concluye con éxito el programa “Yo quiero mi Nicaragua limpia”

133

Enseñar a los niños la importancia de un ambiente limpio y el correcto manejo de los residuos sólidos son los pilares del programa “Yo quiero mi Nicaragua limpia”, que impulsa anualmente desde el año 2015, American Nicaraguan Foundation (ANF) en escuelas de cinco departamentos del país.

Durante el programa en 2017, que se desarrolló en 24 escuelas de Chinandega, Managua, Granada, Carazo y Rivas, se capacitaron a 227 maestros y 5,221 estudiantes, en temas como la situación ambiental del país y cómo mejorar la limpieza en los centros escolares y sus viviendas.

La Dra. Olga Sánchez, Gerente de Salud de ANF explicó que “la campaña lo que quiere es crear una nueva generación de niños que amen el medio ambiente, que lo tomen como parte de sus valores y que aprendan a manejar mejor los residuos sólidos y que eviten tirar basura”.

Para que el programa “Yo quiero mi Nicaragua limpia”, se ejecute en una escuela, esta debe firmar un convenio donde se comprometen a tomar un rol activo en el desarrollo de una serie de actividades que mejoren la limpieza en los centros escolares y a impulsar los valores de amor al país.

Durante el año que dura el programa, ANF desarrolla en las escuelas actividades para sensibilizar a la comunidad cercana, y los niños también aprenden hábitos de higiene, “entonces se les enseña el correcto lavado de manos, el cepillado dental y se les desparasita dos veces al año”, detalló la Dra. Sánchez.

Las escuelas también son beneficiadas con donaciones de insumos escolares, de estímulos para los niños y se les da un acompañamiento permanente.

Compromiso con la educación ambiental de la niñez nicaragüense

El programa “Yo quiero mi Nicaragua limpia”, surgió en 2015 con el apoyo del Grupo Pellas que cubrió los costos de formulación de proyecto, el diseño de los materiales, así como los honorarios de médicos, nutricionistas, farmacéuticos, supervisores entrenadores, etc. Sin embargo, a partir de este año el programa está abierto para recibir apoyo de cualquier empresa, destacó Rafael Sánchez, Director Ejecutivo de ANF.

“Para las empresas que nos han estado apoyando, pueden ampliar su ayuda, y las empresas nuevas que deseen participar, lo pueden hacer”, afirmó Sánchez.

Apadrinar un centro escolar para el desarrollo del programa es “una responsabilidad enorme, porque se están transformando personas, están transformando el medio ambiente, están transformando Nicaragua y además le están dando la oportunidad a los niños de estar en un medio escolar mucho más saludable”, remarcó la Dra. Sánchez.