Así es el ron que se ha convertido en uno de los más sostenibles del mundo

255
Flor de Caña

Artículo publicado originalmente en El Confidencial – España: Así es el ron que se ha convertido en uno de los más sostenibles del mundo

  • Ron Flor de Caña es el primer destilado que cuenta con las certificaciones de Carbono Neutral y Fair Trade, que garantizan las prácticas sostenibles, desde el campo a la botella

Los consumidores están dispuestos a pagar más por marcas sostenibles y transparentes. Así lo reflejaba un informe realizado por IBM y NRF (asociación de retail más importante del mundo), que tras analizar las tendencias de consumo en 28 países, identificó que durante 2019 un tercio de los consumidores habían dejado de comprar alguna de sus marcas favoritas por pérdida de confianza; otro tercio estaba dispuesto a dejar de consumir si eso ocurría.

En este contexto, el sector dedica sus esfuerzos a crear y comercializar productos que sean más respetuosos con el entorno y que cumplan los requisitos que ahora demandan los consumidores. Este es el caso, por ejemplo, de Ron Flor de Caña, que lleva 130 años y cinco generaciones abogando por la sostenibilidad en el mundo del ron.

Flor de Caña

La historia de la marca se remonta al año 1890, cuando un joven aventurero de Génova (Italia) viajó hasta Nicaragua para fundar un ingenio agroindustrial, que más tarde se convertiría en una destilería, a los pies del volcán más alto del país, San Cristóbal, convencido de que las tierras volcánicas ayudarían a producir un mejor ron. Desde entonces, Flor de Caña es reconocido a nivel internacional por la calidad de su ron, el cual se añeja de manera natural sin azúcar ni ingredientes artificiales.

Sus 130 años de historia tienen hitos importantes en el cuidado del medio ambiente: la marca lleva más de una década destilando su ron con energía 100% renovable, además de tener un sistema que captura y recicla todas las emisiones de CO2 que se emiten durante el proceso de fermentación para evitar que lleguen a la atmósfera. Como complemento, cada año desde 2005 la compañía siembra 50.000 árboles con el propósito de proteger el entorno y los recursos hídricos. La marca estima que a final de este 2020 habrán alcanzado los 750.000 árboles.

Estas buenas prácticas han llevado a la marca a conseguir dos certificaciones importantes. Por un lado, el sello Fair Trade o de Comercio Justo que verifica que el ron se produce de manera sostenible, desde el campo hasta la botella, y que, además, cumple con más de 300 estándares no solo en materia ambiental, sino también laboral y social.

Flor de Caña

Por otro, el certificado Carbono Neutral o neutralidad de carbono que garantiza a los consumidores que la marca está compensando dichas emisiones durante todo el ciclo de vida del ron. Concedido por la organización de certificación independiente Carbon Trust, está enfocado a que gobiernos, empresas y organizaciones de todo el mundo reduzcan su huella de carbono, con el objetivo final de lograr economías sostenibles con cero emisiones netas.

Finalmente, con el propósito de compartir y promover el valor de la sostenibilidad entre la comunidad de ‘bartenders’, Flor de Caña lanzó en 2019 ‘Sustainable Cocktail Challenge’. Este desafío retaba a profesionales de más de 40 países para crear cócteles utilizando únicamente ingredientes sostenibles y/o ecoamigables.

Ron añejado a la sombra de un volcán activo

Flor de Caña es un ron naturalmente añejado y enriquecido por las propiedades únicas del volcán San Cristóbal, uno de los más activos de Latinoamérica, que está ubicado a unos ocho kilómetros de la destilería. La fertilidad de las tierras, el agua volcánica enriquecida y el clima volcánico al que están expuestas las barricas durante el añejamiento le otorgan a Flor de Caña un sabor muy suave.

El portafolio de la marca incluye rones prémium que son añejados naturalmente en barricas de bourbon hasta 30 años, sin azúcar, ingredientes artificiales o aditivos de ningún tipo. Además, no contienen gluten, tienen un bajo contenido calórico y están certificados Kosher, lo que garantiza que los ingredientes, métodos de preparación y medios utilizados se rigen por estándares limpios, claros y más transparentes para la población judía.

Su apuesta por la excelencia, la sostenibilidad y una tradición centenaria le han valido para obtener más de 200 premios a nivel internacional. Entre ellos, ser considerado el ‘Mejor Productor de Ron del Mundo’ en 2017 por la International Wine and Spirit Competition (IWSC) en Londres.