HVP brinda guía de protección de salud mental en situación de crisis

887
Salud Mental

La neuropsicóloga y especialista en Demencia del Centro de Neurociencias del Hospital Vivian Pellas (HVP), doctora Yelba Godoy López, ofreció una serie de recomendaciones a la población nicaragüense para proteger su salud mental durante una situación de crisis como la que se vive en Nicaragua.

La doctora Godoy explica que la base del plan de protección o de seguridad mental consiste en ayudar a las personas a discriminar las situaciones que generan el estrés en su vida.

“En el contexto en que vivimos en Nicaragua, el ambiente de violencia es un detonante constante que amenaza nuestra estabilidad emocional. Si no se puede evitar la situación de violencia que vivimos en nuestro país y no está en nuestras manos ponerle fin, es importante saber que debemos buscar calma en medio de la crisis, es importante realizar actividades que ayuden a disminuir o mitigar comportamientos angustiosos y con un componente catastrofista”, explica la doctora Godoy.

Para alcanzar un estado de calma ante la situación actual, la doctora Godoy plantea dos pasos esenciales como guía para tener un plan de intervención sencillo. El primero, es tomar conciencia personal sobre la afectación y la necesidad de buscar ayuda para cuidar su salud mental.

El segundo, es que la persona analice la situación para establecer un patrón de conducta, con la convicción de que está enfrentando un problema transitorio y al mismo tiempo aproveche el tiempo en cosas que mantengan su mente ocupada para poder vivir estos momentos críticos de forma diferente.

“No existen fórmulas mágicas para establecer el autocuidado en estas situaciones, sin embargo, es importante establecer distancia física de los lugares de conflicto directo y situarse en lugares que le permitan correr, protegerse o retirarse del lugar, buscar sitios seguros dentro y fuera del lugar donde se ejecuta la agresión, tener a la mano una forma de contacto de las personas que pueden apoyar en caso de emergencia”, aconseja.

Otro aspecto primordial, indica la especialista, es darse momentos de respiro de las noticias sobre los sucesos que se viven en el país, aunque es importante compartir ideas con la familia o amigos, sobre sensaciones y experiencias vividas que le generan tensión psicológica.

En el caso de los niños y adolescentes, al igual que con los adultos, si están expuestos a eventos traumáticos, relacionados con situaciones de violencia, experimentan altos niveles de estrés agudo. Según la doctora Godoy, “la mayoría de nuestros niños y niñas se recuperan al recibir la atención y el apoyo emocional que necesitan. Investigaciones recientes demuestran que la calidad del apoyo psicosocial inicial, tanto de los niños y niñas como de los padres, es importante para la capacidad de recuperarse de la exposición de estos eventos de alta violencia y experiencias estresantes de alto grado, y con ello, minimizar los riesgos de desarrollar problemas psicológicos más severos a largo plazo”.

Para ello, es importante que los profesionales de la salud mental y las familias de los niños, les atiendan a la mayor brevedad, cuidando que expresen sus sentimientos, pensamientos y emociones a través de la palabra o del juego.

El Hospital Vivian Pellas, su cuerpo médico, enfermeras y personal administrativo, han atendido desinteresadamente a todas las víctimas que se han acercado en busca de ayuda como consecuencia de la trágica violencia que se ha desatado en nuestra patria.