Ingenio San Antonio y Compañía Licorera llevan alegría a los niños de Occidente

275

Con mucho entusiasmo y expectación, cientos de niños de la comunidad indígena de Sutiaba en León, participaron en el inicio del programa “Compartiendo Alegría 2019”, impulsado por el Ingenio San Antonio (ISA) y Compañía Licorera.

El programa entregará durante la época de Navidad más de 40 mil juguetes a niños de escasos recursos en los municipios de León, Quezalguaque, Telica, Chinandega, Posoltega, El Realejo, El Viejo y Chichigalpa en el Occidente del país.

Ingenio San Antonio

En el acto de inauguración realizado el 10 de diciembre, estuvieron presentes el Gerente de Servicios Generales y RSE del Ingenio San Antonio y Compañía Licorera, Lic. Roger Macías, el párroco de la Iglesia de Sutiaba, Mons. Rodrigo Urbina y el presidente de la comunidad indígena, Roger Montoya.

Monseñor Urbina expresó la importancia de vivir estas fechas a conciencia, teniendo presente que la Navidad es la conmemoración del nacimiento de Jesús. Monseñor también destacó, que a través del programa del ISA y Compañía Licorera “se manifiesta el ejercicio de la caridad y compartir”.

Ingenio San Antonio

Para las familias de los niños beneficiados, estos juguetes significan una gran alegría porque en muchos casos este es el único regalo que reciben en esta temporada.

“Le agradezco al Ingenio San Antonio y a Compañía Licorera, es una gran alegría recibir estos juguetes. Esperamos que sigan así porque hay muchas personas que no tienen la capacidad de comprarle un juguetito a los niños”, expresó la señora Blanca Balmaceda, familiar de cuatro niños beneficiados.

Por su parte, doña Ivania Talavera Vanegas, mamá de dos niños beneficiados, además de expresar su gratitud transmitió sus buenos deseos a las empresas. “Que les prospere más y que les siga bendiciendo Dios para que puedan seguir dándole esta alegría a los niños”, expresó.

Ingenio San Antonio

Desde hace más de una década, el Ingenio San Antonio y Compañía Licorera desarrollan la entrega de juguetes a niños en el Occidente del país, como una muestra más de su cercanía con las comunidades en su área de influencia y con el objetivo de compartir la alegría de la Navidad con los más desfavorecidos.