Las primeras zafras récord del Ingenio San Antonio

314

Ingenio San Antonio

La producción del Ingenio iba creciendo, gracias a la nueva maquinaria, y también por la compra de otros productores de la zona. Hacer cada vez más productivo el cultivo requería tecnificación, por ello, Pellas Canessa, propició la contratación del señor Guilford Lawson Spencer, a finales del siglo XIX. Este trabajó hasta 1902; prestó sus servicios a la empresa, donde escribió un famoso libro técnico sobre azúcar, y otros químicos que fue entonces considerado como la biblia azucarera mundial. La constante tecnificación e innovación en procesos y maquinaria permitió que aquellas primeras zafras alcanzaran cifras récord para la época; entre 1989 y 1912 se obtuvieron, en promedio, unos setenta mil quintales de azúcar, y la de 1912-1913 fue la más alta de ese periodo, llegando a 92,964 quintales.