Programa “Estudia para Crecer” del Ingenio San Antonio y Compañía Licorera entrega miles de mochilas y útiles escolares a niños en León y Chinandega

539
Ingenio San Antonio, Estudia para Crecer

Más de 4 mil niños y niñas que habitan en el Occidente del país, fueron beneficiados con mochilas y útiles escolares gracias al programa “Estudia para Crecer”, que realiza anualmente el Ingenio San Antonio y Compañía Licorera, a propósito del inicio del año escolar.

Teniendo en cuenta el contexto de pandemia que se vive por el COVID-19, el programa se desarrolló siguiendo estrictos protocolos para garantizar el distanciamiento social y el uso de mascarilla entre los participantes.

Ingenio San Antonio

El acto inaugural tuvo lugar en el atrio de la Parroquia San Juan Bautista de Sutiaba y estuvo presidido por el Lic. Roger Macías, Gerente de Servicios Generales del Ingenio San Antonio; Roger Montoya, líder comunitario de Sutiaba; Monseñor Rodrigo Urbina, párroco de la iglesia; y Xochilt Medrano, secretaria del Consejo de Ancianos de Sutiaba.

En su intervención, Macías expresó la voluntad que tienen ambas empresas de apoyar la educación, “de todos los programas de responsabilidad social que realizamos año con año, tenemos muy presente lo importante que es impulsar la educación de los niños en nuestras comunidades vecinas, por eso es que hoy traemos “Estudia para Crecer”, un programa que lleva más de una década creando una gran cantidad de beneficios tanto económicos como de estudios, porque la educación es la clave del desarrollo de las comunidades y del país”.

Un ejemplo innegable de ese impacto, son las palabras que dedican las madres de niños que han sido beneficiados. “Le damos gracias a Dios y al Ingenio San Antonio por tomar en cuenta a nuestros niños, ya que es una ayuda para nosotros las familias, que necesitábamos un cuaderno quizás, damos muchas gracias, que Dios los bendiga”, manifestó Anielka López, cuyo hijo recibió por segundo año consecutivo mochila y útiles escolares.

Ingenio San Antonio

Ruth Gonzalez, madre de una niña que este año asiste por primera vez a la escuela, también expresó su la alegría de tener un apoyo por parte de la empresa: “La verdad es que me parece algo muy lindo lo que está haciendo el Ingenio, bueno siempre lo hace, año con año, la verdad que gracias a Dios, porque Dios les toca los corazones para que compartan con los niños y es de mucha ayuda (…) esperamos siga yendo a clases mi niña y siga recibiendo los beneficios del Ingenio”

La entrega de mochilas y útiles escolares se realizó durante una semana en más de 50 comunidades que forman parte de la zona de influencia del Ingenio San Antonio y Compañía Licorera.